Niño atrapado 'robando' abrazos del perro del vecino consigue un nuevo amigo acurrucado

En cuanto a los intrusos, Josh Breaux podría ser el más lindo. Él es el niño de 9 años atrapado en una cámara de seguridad que se escabulle en el garaje de su vecino para recibir abrazos de su perro todos los días después de la escuela. En lugar de meterse en problemas, Josh recibió muchos elogios de los amantes de los perros de todo el mundo. Y ahora el joven tiene una nueva y dulce razón para sonreír.

Conozca a Drake, de 2 meses y medio, (en la foto de arriba). Es el nuevo mejor amigo de Josh y la nueva incorporación de su familia.

Pero para aquellos que no han escuchado esta historia, un resumen rápido de esta conmovedora historia:

Todo comenzó hace unos meses cuando Hollie Mallet estaba revisando la cámara de seguridad de su garaje y tuvo la sorpresa de su vida. No encontró ladrones, pero sí encontró a alguien invadiendo su propiedad, y no podría haber estado más feliz al respecto. Resulta que Josh había estado parando en su casa casi todos los días después de la escuela para darle un abrazo a su perro, la duquesa. A veces incluso se quedaba para un juego rápido de buscar.

En ese momento, Mallet no sabía quién era Josh, pero ella quería decirle que no necesitaba colarse en esos abrazos; era bienvenido a quedarse y jugar con la duquesa en cualquier momento. Entonces Mallet publicó el video en Facebook, preguntando a sus vecinos si podían identificar al niño.

El video ha sido visto más de 4 millones de veces en Facebook y compartido en medios de comunicación de todo el mundo. Entre los millones de personas que vieron el video estaba Ginger Breaux, la madre de Josh. Naturalmente, ella reconoció a su hijo de inmediato.

Según Ginger, Josh ha estado desconsolado desde que su perro familiar falleció desde la vejez. Había estado pidiendo otra mascota familiar, pero Ginger no creía que la familia tuviera tiempo para cuidar una nueva incorporación. Pero gracias al video de Mallet, el destino intervino. Otro vecino tenía un cachorro que ya no podían cuidar cuando su hijo se fue a la universidad, y se le concedió el deseo de Josh.

¡Es seguro suponer que este cachorro está en una vida de abrazos en su nuevo hogar!

Artículos Relacionados