Nada pasa este portero felino

Los gatos son conocidos por sus reflejos, pero este gato en particular parece estar por encima del resto.

El juguetón felino no deja que un solo disco de plástico se acerque a su puerta, yendo tan lejos como para golpear un disco que ya ha sido detenido, para que no pase. Si eso no fuera suficiente dedicación, el gato incluso hace un par de paradas de alto vuelo.

Si este gato no tiene una carrera en el hockey, sin duda va a llamar la atención como jardinero de utilidad para los Yankees.

Artículos Relacionados