El caprichoso arte terrestre de los cangrejos burbujeadores de arena

Los humanos no son las únicas criaturas capaces de crear bellas artes. Desde elaborados nidos de avispas hasta enormes montículos de termitas, hay muchas especies artísticamente inclinadas que rivalizan fácilmente con las habilidades de los grandes maestros.

En el fascinante lapso de tiempo anterior, se nos ofrece una documentación fascinante de las formas artísticas de los cangrejos burbujeadores de arena. Estas criaturas incluyen 23 especies distintas repartidas en los géneros Scopimera y Dotilla, todas las cuales se encuentran bajo el paraguas de la familia Dotillidae.

Los pequeños crustáceos viven sus vidas en las playas de arena de Tailandia, Australia y otros países del Indo-Pacífico, donde se refugian en sus madrigueras durante la marea alta y se aventuran a buscar comida durante las mareas bajas.

Mientras tamizan a través de la arena en busca de la pequeña meiofauna, los diminutos animales que viven en ese ambiente, acumulan gránulos de escombros que se distribuyen metódicamente alrededor del radio de su madriguera en diseños extraños.

Pero, ¿cómo están creando los cangrejos estas pequeñas bolas de arena? La mejor manera de entenderlo es observando el proceso de cerca:

Como explica David Attenborough, "los cangrejos trabajan rápido porque solo pueden tamizar cuando la arena está húmeda. Cabe destacar que trabajan toda la superficie de la playa a solo un par de horas de la retirada de la marea".

Lo fascinante de la hermosa obra de arena de los cangrejos es que, debido a que se lava con cada marea entrante, es inherentemente efímera, lo que la hace aún más especial de observar.

Artículos Relacionados