El agujero más profundo del mundo se esconde debajo de esta tapa de metal oxidado

Debajo de esta vieja tapa de metal oxidada se encuentran algunos de los misterios más profundos de nuestro mundo. Aunque mide solo 9 pulgadas de diámetro, el agujero debajo de la tapa se extiende 40, 230 pies debajo de la Tierra, o 7.5 millas. Eso es aproximadamente un tercio del camino a través de la corteza continental báltica. Es el pozo más profundo del mundo.

El Kola Superdeep Borehole fue perforado entre 1970 y 1994 en un intento de la era de la Guerra Fría por parte de los soviéticos de vencer a Estados Unidos en una carrera para perforar el centro de la Tierra, o para acercarse lo más posible al centro. Aunque la carrera espacial ocupó todos los titulares, esta búsqueda subterránea menos publicitada fue igualmente competitiva. Los misterios que descubrió todavía se están analizando hoy.

Antes de perforar el agujero, los geólogos solo podían formular hipótesis sobre la composición de la corteza terrestre. No hace falta decir que la cantidad de datos geológicos producidos por el proyecto no tenía precedentes. Principalmente, reveló lo poco que realmente sabemos sobre nuestro planeta.

Por ejemplo, uno de los hallazgos más sorprendentes fue la ausencia de la transición del granito al basalto a una profundidad entre 3 y 6 kilómetros debajo de la superficie. Anteriormente, los científicos habían usado ondas sísmicas para obtener información sobre la composición de la corteza. Habían descubierto que existía una discontinuidad a esta profundidad, que supusieron que se debía a una transición en el tipo de roca. Pero los perforadores no encontraron tal transición; en su lugar encontraron solo más granito. Resulta que la discontinuidad revelada por las ondas sísmicas se debió realmente a un cambio metamórfico en la roca, en lugar de un cambio en el tipo de roca. Fue una realización humilde para los teóricos, por decir lo menos.

Aún más sorprendente, la roca había sido completamente fracturada y estaba saturada de agua. No se suponía que el agua libre existiera a tales profundidades. Los geólogos ahora suponen que el agua consiste en átomos de hidrógeno y oxígeno que fueron exprimidos de la roca circundante por una enorme presión, y se retiene allí debido a una capa de roca impermeable en la parte superior.

Los investigadores también describieron el lodo que fluía del hoyo como "hirviendo" con hidrógeno. El descubrimiento de cantidades tan grandes de gas hidrógeno fue muy inesperado.

Sin embargo, el descubrimiento más fascinante del proyecto fue, con mucho, la detección de fósiles microscópicos de plancton en rocas de más de 2 mil millones de años, que se encuentran a cuatro millas debajo de la superficie. Estos "microfósiles" representaban alrededor de 24 especies antiguas y estaban encerrados en compuestos orgánicos que de alguna manera sobrevivieron a las presiones y temperaturas extremas que existen hasta ahora debajo de la Tierra.

El misterio final revelado por el pozo fue la razón por la cual las operaciones de perforación tuvieron que ser abandonadas. Una vez que el taladro alcanzó profundidades superiores a aproximadamente 10, 000 pies, el gradiente de temperatura de repente comenzó a aumentar inesperadamente. En la profundidad máxima del hoyo, las temperaturas se dispararon a 356 grados Fahrenheit, que era mucho más alta que los 212 grados Fahrenheit originalmente predichos. El taladro se volvió inútil a tales temperaturas.

El proyecto se cerró oficialmente en 2005, y desde entonces el sitio se ha deteriorado. El agujero en sí estaba cerrado por la tapa de metal oxidado que hoy lo cubre, como para ocultar permanentemente los muchos misterios del agujero del mundo de la superficie.

Aunque la profundidad del agujero es impresionante, es una pequeña fracción de la distancia al centro de la Tierra, que se estima en casi 4, 000 millas de profundidad. En comparación, la nave espacial Voyager 1, que ha llegado a las capas externas de nuestro sistema solar, ha transmitido información desde más de 10 mil millones de millas de distancia. La raza humana realmente comprende menos sobre el suelo debajo de sus pies que sobre el cosmos que abunda. Es humilde darse cuenta de cuánto misterio aún existe aquí en nuestro pequeño mundo azul.

Relacionado en el sitio:

  • 13 increíbles sumideros
  • El sumidero de la industria petrolera amenaza con tragarse la ciudad
  • Los GIF animados muestran la Tierra 'respirando'

Artículos Relacionados