Devil's Punchbowl es hermoso, pero peligroso

La costa de Oregón es famosa por sus espectaculares acantilados y promontorios costeros. Uno de los lugares imperdibles a lo largo de esta costa fotogénica es el Devil's Punchbowl. Atrayendo a los excursionistas a una hermosa caverna a cielo abierto durante la marea baja, el sitio se llena de agua de mar turbulenta durante la marea alta.

Ubicado en Otter Rock, cerca de la pequeña ciudad costera de Depoe Bay, el Devil's Punchbowl es un paseo rápido fuera de la US 101. El corto viaje y la corta caminata bien valen la recompensa visual.

La estructura recibió su nombre del remolino del mar mientras las olas llenan el cuenco rocoso como la cerveza de una bruja. El cuenco se convierte en una trampa mortal para cualquier persona atrapada en el interior cuando sube la marea, pero cuando la marea está baja, los visitantes tienen la oportunidad de entrar y deleitarse con la historia geológica aún escrita en las paredes de arenisca. ¡Cualquier persona interesada en geología, fotografía o simplemente una experiencia única debe consultar las tablas de mareas y aventurarse dentro!

El Punchbowl del Diablo se creó cuando dos cuevas marinas se erosionaron en una gran cueva y, finalmente, el techo se derrumbó. La roca que forma la cueva es arenisca y limolita, que se erosiona con relativa facilidad. A medida que las olas rompían constantemente la piedra arenisca, la cueva se hizo más grande hasta que la parte superior cayó.

Según BeachConnection, "en algún momento durante los milenios que existía esta piedra arenisca, las almejas perforadoras de roca establecieron sus hogares en estos canales al Punchbowl. Estos agujeros todavía son visibles hoy en día durante los eventos extremos de marea baja. También se han encontrado fósiles de madera en la estructura del Punchbowl también ".

No importa el nivel de la marea, los visitantes pueden ver el cuenco desde arriba, caminando hacia la vista del parque en el promontorio. Desde este punto de vista seguro, puedes ver la belleza y el poder del océano mientras las olas del invierno golpean enormes olas contra el acantilado y el agua se agita violentamente y forma espuma dentro de las paredes del tazón.

Artículos Relacionados