Creando un hogar resistente al moho

No existe una casa a prueba de moho. Las esporas de moho existen en el aire dentro de nuestros hogares, pero podemos convivir pacíficamente siempre que esas esporas no encuentren humedad y comiencen a crecer. Si lo hacen, es solo cuestión de tiempo antes de que se propague el moho, y una vez que eso suceda, puede ser difícil o casi imposible de erradicar. Hay un lado positivo: no puedes eliminar el moho, pero puedes desalentar su crecimiento. Al tomar medidas para hacer que su hogar sea resistente al moho, evitará los dolores de cabeza de la reparación y reparación, así como los posibles problemas de salud que el moho puede causar.

Cuando decimos que el moho está en todas partes, no es una hipérbole. Todo lo que el moho necesita para prosperar es la humedad, una fuente de alimento y calor. La "fuente de alimentos" puede ser cualquier cantidad de artículos o materiales para el hogar: ropa de cama y cortinas, muebles tapizados y alfombras, paredes de ducha y alféizares, papel tapiz y tejas. Antes de comenzar a imaginarse rodeado de esporas de moho enojadas y hambrientas, recuerde estos tres pasos básicos que puede seguir para hacer que su hogar sea resistente al moho:

1. Prevenir la humedad.

2. Ventilar.

3. Reduce la humedad.

Ya sea que su casa sea nueva o vieja, hay pasos específicos que puede tomar para que sea resistente al moho. El moho afecta la calidad del aire interior y puede dificultar la venta de viviendas. Siga estos consejos para prevenir el moho y respirará más fácilmente, en más de un sentido.

Consejos para casas existentes

Es importante recordar que ninguna acción para hacer que su hogar sea resistente al moho tendrá éxito si tiene un problema de humedad permanente o si el moho ya se ha adherido. Inspeccione minuciosamente su hogar en busca de áreas problemáticas y tenga en cuenta que el moho puede esconderse en lugares que no puede ver, como conductos internos o azulejos sobre el techo. Si sospecha que ya tiene un problema, hable con un inspector de moho certificado para que lo ayude a resolverlo antes de seguir estos pasos para evitar el crecimiento de moho.

1. Esté atento a las áreas de humedad potencial y limpie los derrames y repare las fugas de inmediato, eliminando muebles y telas dañados por el agua si no pueden secarse por completo.

2. Use deshumidificadores para reducir la humedad del 30 al 50 por ciento y ventiladores para aumentar el flujo de aire en su hogar, especialmente si vive en un clima cálido y húmedo.

3. Limpie y mantenga regularmente las canaletas del techo.

4. Limpie y mantenga regularmente las bandejas de goteo y las líneas de drenaje de la unidad de aire acondicionado.

5. Ventile los artefactos que producen humedad, como secadoras de ropa y estufas, hacia el exterior.

6. Eleve la temperatura del aire en su hogar para que la humedad no termine en las superficies como condensación.

7. Abra las puertas del armario y las puertas entre las habitaciones y aleje los muebles de las paredes y esquinas para permitir que el aire circule libremente por su hogar.

8. Ventile los espacios de arrastre e instale láminas de plástico de alta resistencia sobre la suciedad para evitar que salga humedad del suelo.

9. Agregue un retardante de moho como el té Taheebo al agua de la planta de interior para evitar el crecimiento en el suelo y en las hojas.

10.Limpie y aspire su hogar regularmente, eliminando esas fuentes de alimentos sabrosos, como partículas de polvo, de las que se alimenta el moho.

Consejos para casas nuevas

Al comenzar desde cero, puede controlar mejor la resistencia al moho de su hogar. Sin embargo, dado que cada vez se construyen más viviendas teniendo en cuenta la eficiencia energética, el flujo de aire está más restringido en las nuevas viviendas, y la buena circulación es crucial para prevenir el moho. Aún así, puede tener un hogar que sea energéticamente eficiente y resistente al moho siguiendo algunos consejos importantes.

1. Use productos de construcción resistentes al moho, como paneles de yeso resistentes al moho, que usan fibra de vidrio en lugar de papel y cinta de yeso; pintura tratada con un fungicida registrado por la EPA, que desalienta el crecimiento en superficies pintadas; aislamiento resistente al moho, como Nu-Wool; madera tratada con productos químicos antimoho, como FrameGuard's; y molduras, calafateo y selladores resistentes al moho.

2. Mantenga los materiales de construcción secos y sin moho antes de la instalación, y observe si hay defectos de construcción que puedan provocar fugas o entrada de agua.

3. Califique la tierra hacia abajo y lejos de los cimientos de la casa.

4. Instale una fuerte barrera contra la humedad debajo de losas de concreto y pisos de sótanos.

5. Concreto a prueba de agua utilizado para pisos, paredes exteriores de sótanos y cimientos, como con un sistema de impermeabilización cristalina, que permite que el concreto respire para que no se acumule humedad.

6. Aísle las tuberías y las líneas de suministro de agua para evitar grietas y fugas.

7. Instale canales que alejen el agua de la casa.

8. Equipar el sistema HVAC con un filtro o filtro de aire electrónico para atrapar esporas de moho en el aire.

9. Instale un deshumidificador programable para reducir la humedad interior y los extractores para evitar la humedad.

10. Evite las alfombras de pared a pared, o instale láminas de plástico y subsuelos entre la alfombra y un piso de concreto para evitar la humedad.

Más recursos:

• Guía de la EPA sobre moho y humedad.

• Asociación de la industria de paredes y techos.

• Soluciones responsables para la coalición de moldes

Artículos Relacionados