Cómo prevenir el moho: 9 consejos

Molde . La sola palabra es suficiente para hacer que una persona se avergüence.

Sí, el moho puede ser bueno, es esencial para producir brie y penicilina, por ejemplo, y necesario para la descomposición de la materia orgánica en la naturaleza, pero también puede ser muy, muy malo, especialmente cuando crece sin ser detectado en su hogar.

Las esporas de moho se propagan fácilmente y no se pueden erradicar por completo.

El moho puede crecer en cualquier lugar: en alfombras, ropa, alimentos, papel e incluso en lugares que no se pueden ver, como la parte posterior de los paneles de yeso, áreas dentro de las paredes alrededor de tuberías con fugas o condensadas, y encima de tejas.

Un problema de moho no solo es difícil y costoso de solucionar, sino que también puede producir alérgenos e irritantes (y, rara vez, toxinas) que pueden comprometer su salud.

Entonces, ¿qué puede hacer si le preocupa el crecimiento de moho en su hogar?

El mejor enfoque es prevenir el moho antes de que se convierta en un problema. La clave para prevenir el moho es simple: el control de la humedad.

Aquí hay varias formas de frenar la humedad en el interior y el moho que crece en ella.

1. Identifique las áreas problemáticas en su hogar y corríjalas. No puede hacer que su hogar sea a prueba de moho, pero puede hacerlo resistente al moho. Realice una auditoría de su hogar: ¿dónde están las áreas problemáticas? ¿Se inunda el sótano? ¿Notas condensación frecuente en una ventana de arriba? ¿Hay una mancha de agua en el techo por una fuga persistente? Evitar que el moho crezca o se extienda puede ser tan simple como romper la alfombra en un sótano húmedo, instalar productos resistentes al moho o reparar las canaletas dañadas. O puede ser una cuestión de excavación importante e impermeabilización. Cualquiera sea el caso, aborde el problema ahora. Puede costar algo de dinero por adelantado, pero seguramente será más costoso en el futuro si el moho continúa creciendo sin control.

2. Seque las áreas húmedas inmediatamente. El moho no puede crecer sin humedad, por lo tanto, aborde las áreas húmedas de inmediato. La filtración en el sótano después de una fuerte lluvia, la acumulación de una tubería con fugas, incluso un derrame en la alfombra debe secarse dentro de las 24 a 48 horas. Si ha experimentado una inundación, retire las alfombras, ropa de cama y muebles dañados por el agua si no pueden secarse por completo. Incluso los acontecimientos cotidianos requieren atención: no deje artículos mojados por la casa y asegúrese de secar el piso y las paredes después de una ducha. No deje la ropa mojada en la lavadora, donde el moho puede extenderse rápidamente. Cuélgalos para que se sequen, preferiblemente afuera o en áreas con buena circulación de aire.

3. Prevenga la humedad con una ventilación adecuada. Puede ser que sus actividades domésticas de rutina fomenten el crecimiento de moho en su hogar. Asegúrese de que una actividad tan simple como cocinar la cena, tomar una ducha o lavar la ropa no genere moho al proporcionar una ventilación adecuada en su baño, cocina, cuarto de lavado y cualquier otra área de alta humedad. Ventile los artefactos que producen humedad (secadoras de ropa, estufas) hacia el exterior (no el ático). Use unidades de CA y deshumidificadores (especialmente en climas húmedos), pero asegúrese de que no produzcan humedad por sí mismos verificándolos periódicamente y limpiándolos según las indicaciones del fabricante. Es posible que su hogar de bajo consumo de energía contenga humedad en el interior, por lo tanto, abra una ventana cuando cocine o lave platos o se duche, o use un extractor de aire.

4. Equipe su hogar con productos resistentes al moho. ¿Construir una casa nueva o renovar una antigua? Use productos resistentes al moho como paneles de yeso resistentes al moho o placas de yeso resistentes al moho e inhibidores de moho para las pinturas. Los paneles de yeso tradicionales se componen de un núcleo de yeso prensado entre capas de papel. Los paneles de yeso resistentes al moho no tienen papel: el núcleo de yeso está cubierto de fibra de vidrio, lo que hace que la superficie sea altamente resistente al agua. Los paneles de yeso resistentes a la humedad son especialmente valiosos en áreas propensas a la humedad, como baños, lavanderías, sótanos y cocinas. El panel de yeso tradicional no solo es más susceptible al moho que el tipo sin papel, sino que también es difícil deshacerse del moho, y la extracción y el reemplazo pueden ser costosos. Tablero de yeso resistente al moho también está disponible; El núcleo del panel de yeso se desarrolla de tal manera que evita la absorción de humedad y, por lo tanto, evita el crecimiento de moho.

5. Controle la humedad en interiores. La EPA recomienda mantener la humedad interior entre 30 y 60 por ciento. Puede medir la humedad con un medidor de humedad comprado en su ferretería local. También podrá detectar alta humedad simplemente prestando atención a las posibles áreas problemáticas de su hogar. Los signos reveladores de humedad excesiva incluyen condensación en ventanas, tuberías y paredes. Si nota condensación, seque la superficie inmediatamente y aborde la fuente de humedad (por ejemplo, apague un humidificador si aparece agua en el interior de las ventanas cercanas).

6. Dirija el agua lejos de su hogar. Si el suelo alrededor de su casa no está suficientemente inclinado lejos de los cimientos, el agua puede acumularse allí y filtrarse en su espacio de acceso o sótano.

7. Limpie o repare las canaletas del techo. Un problema de moho podría ser una simple cuestión de un techo con goteras debido a canaletas llenas o dañadas. Haga que las canaletas de su techo se limpien regularmente y se inspeccionen para detectar daños. Repare según sea necesario y esté atento a las manchas de agua después de las tormentas que pueden indicar una fuga.

8. Mejore el flujo de aire en su hogar. Según la EPA, a medida que bajan las temperaturas, el aire puede retener menos humedad. Sin un buen flujo de aire en su hogar, ese exceso de humedad puede aparecer en sus paredes, ventanas y pisos. Para aumentar la circulación, abra las puertas entre las habitaciones, aleje los muebles de las paredes y abra las puertas de los armarios que puedan estar más fríos que las habitaciones en las que se encuentran. Deje entrar aire fresco para reducir la humedad y mantener el moho a raya.

9. Mantenga el moho alejado de las plantas domésticas. Son hermosos y ayudan a mantener limpio el aire interior, y el moho los ama. El suelo húmedo en las plantas de interior es un caldo de cultivo perfecto para el moho, que luego puede extenderse a otras áreas de su casa. En lugar de deshacerse de sus plantas, intente agregar un poco de té Taheebo al agua que le da a sus plantas de interior. El aceite de este árbol, que resiste los hongos incluso en las selvas tropicales, ayuda a impedir el crecimiento de moho en el suelo de las plantas y se puede encontrar en las tiendas de alimentos naturales.

Finalmente, infórmese sobre el clima de su región, ya sea el noreste frío y húmedo, el sur cálido y húmedo, el suroeste cálido y seco o el oeste frío y seco, y cómo responde a la humedad. No existe una solución única para la prevención de moho. Saber lo que funciona para su clima y su hogar es un primer paso importante.

Para obtener más información sobre la prevención del moho, consulte este artículo de Mother Nature Network: productos de construcción resistentes a la humedad

Artículos Relacionados