Cómo los caballos se comunican con sus oídos, ojos

Los caballos a menudo dependen de sus oídos y ojos para comunicarse entre sí, según un estudio reciente.

La dirección del ojo de los animales y sus orejas grandes y móviles se pueden usar para decirle a otro caballo dónde dirigir su atención, lo que puede ser beneficioso para localizar alimentos y evitar a los depredadores.

El estudio de Jennifer Wathan, Ph.D. estudiante de la Universidad de Sussex, es uno de los primeros en examinar los métodos de comunicación que los humanos carecen.

Los investigadores generalmente miran la comunicación entre los animales como lo harían con los humanos, centrándose en los métodos de comunicación que compartimos, como el lenguaje corporal.

Pero Watham pensó que si miraba el mundo como lo haría un caballo, podría aprender más sobre cómo estos animales comparten información.

"Los caballos tienen una visión realmente buena, mejor que los perros o los gatos, pero se ha pasado por alto el uso de expresiones faciales", dijo a National Geographic.

Wathan teorizó que los caballos podrían usar sus orejas para alertar a otros caballos sobre algo en su entorno, como comida o un depredador.

Para probar su hipótesis, fotografió caballos en el pasto mirando uno de los dos cubos de comida.

Un grupo de caballos fue fotografiado como normal, pero en un juego, las orejas de los caballos estaban cubiertas por una máscara y en otro, sus ojos estaban cubiertos.

Wathan luego imprimió las fotos para que fueran imágenes de tamaño real y se las mostró a los caballos que recibieron los mismos dos cubos de comida.

Su experimento demostró que los caballos observadores podían reconocer que estaban viendo otro caballo en la foto.

Wathan también descubrió que cuando los caballos miraban la imagen donde estaban descubiertos los ojos y las orejas del caballo, recogían el cubo de comida que el caballo miraba el 75 por ciento del tiempo.

Cuando se muestran fotos de caballos cuyas orejas u ojos estaban cubiertos por una máscara, el caballo observador eligió al azar entre los cubos de comida. Sin embargo, a los caballos les fue un poco mejor cuando se les mostró la foto donde se descubrieron las orejas del caballo, lo que sugiere que las orejas pueden desempeñar un papel más importante en la comunicación del caballo que los ojos.

Artículos Relacionados