Cómo hacer un volcán de bicarbonato de sodio

Este es un viejo pero bueno, y definitivamente vale la pena echarle un vistazo. La construcción de un volcán de bicarbonato de sodio en su cocina es un proyecto científico divertido que tiene el factor "sorpresa" de una explosión (sin que realmente explote nada). Es genial para un día lluvioso, un día de verano o cualquier día que intentes mostrarles a tus hijos lo genial que puede ser la ciencia. Así es como se hace:

Que necesitas:

  • 6 tazas de harina
  • 2 tazas de sal
  • 4 cucharadas aceite vegetal
  • 2 tazas de agua tibia
  • colorante rojo para la comida
  • 5 gotas de detergente para lavar platos
  • 2 cucharadas. bicarbonato de sodio
  • 1 botella de refresco vacía (2 litros o 20 onzas, dependiendo de qué tan grande quiera su volcán)

Para hacer el volcán, mezcle harina, sal, aceite y agua hasta que esté suave y firme. Coloque la botella de plástico en una bandeja para hornear y moldee la masa a su alrededor, convirtiéndola en un volcán. Asegúrese de mantener la botella abierta sin masa. Llena la botella con dos tercios de agua tibia y unas gotas de colorante para alimentos. Agregue detergente y bicarbonato de sodio al líquido en la botella. Vierta lentamente el vinagre en la botella y prepárese para una erupción de lava (¡y las caras sonrientes de los niños!).

Dato curioso: el bicarbonato de sodio y el vinagre mezclados producen gas de dióxido de carbono, que burbujea (con la ayuda de un detergente) y obliga a la "lava" a entrar en erupción.

Artículos Relacionados