Bienvenido al mundo mágico de los gusanos de los árboles de Navidad.

A pesar de sus diversas apariencias, todos los gusanos del árbol de Navidad pertenecen a la misma especie, Spirobranchus giganteus. (Foto: Shutterstock)

Existe un gusano de árbol de Navidad, pero no es la plaga de hoja perenne que su nombre podría implicar. Vive en los océanos tropicales, no tannenbaums, incrustándose en los arrecifes de coral y creciendo estructuras extrañas y coloridas que se parecen a un árbol de Navidad Whoville, de ahí el nombre.

Esas plumas seussianas son cómo respira y come el gusano. Un gusano de árbol de Navidad hace su hogar dentro de un arrecife de coral, excavando para crear un tubo donde podría vivir hasta 40 años. Sus "árboles de Navidad" se extienden desde el arrecife, a menudo proporcionando la única señal obvia de la presencia del gusano. Cada gusano tiene dos árboles, compuestos de tentáculos plumosos conocidos como radioles que forman parte de su sistema respiratorio altamente adaptado. Además de servir como branquias externas, también están cubiertas de cilios similares a pelos que ayudan al gusano que se alimenta por filtración a atrapar el plancton y pasar la comida a su boca.

Los gusanos de los árboles de Navidad vienen en todo tipo de colores, pero pertenecen a una especie. (Foto: Shutterstock)

A pesar de su variedad de colores, que incluyen rojo, naranja, amarillo y azul, los gusanos de los árboles de Navidad pertenecen a una especie, Spirobranchus giganteus. Están ampliamente distribuidos en los mares tropicales y subtropicales de la Tierra, especialmente en el Caribe y el Indo-Pacífico, donde viven la mayor parte de sus vidas anclados en los arrecifes de coral, escondiéndose dentro de los tubos que construyen con carbonato de calcio tomado del agua de mar circundante. Prefieren las aguas poco profundas, que suelen vivir a profundidades entre 10 y 100 pies.

Cada gusano de árbol de Navidad tiene dos árboles, compuestos de tentáculos plumosos. (Foto: Shutterstock)

Los gusanos de los árboles de Navidad solo crecen hasta aproximadamente 1, 5 pulgadas, pero son una vista común para los buceadores gracias a sus colores vivos y hábitats poco profundos. También son conocidos por ser asustadizos, retrayéndose rápidamente en sus tubos cuando perciben movimiento en el agua. Se pueden sellar usando un opérculo, una estructura corporal especializada que se abre y se cierra como una puerta. Los gusanos reaparecen lentamente aproximadamente un minuto después, asegurándose de que la costa esté despejada antes de extender completamente sus plumas, también conocidas como coronas. Para ver cómo se ve, mira este video de gusanos de árbol de Navidad en Filipinas:

Los gusanos de los árboles de Navidad son poliquetos, una clase de gusanos principalmente acuáticos que han colonizado prácticamente todos los rincones del océano, incluida la llanura abisal gélida y las aguas húmedas alrededor de los respiraderos hidrotermales. Algunos son móviles, pero la mayoría cava o construye tubos, que van desde delicados mechones de 1 pulgada como gusanos de árbol de Navidad hasta el gusano de conejo de pesadilla, un goliat que habita en el fondo del mar y puede crecer casi 10 pies de largo. Los poliquetos se encuentran entre los animales marinos más comunes del planeta, y también representan más de 8, 000 de las aproximadamente 9, 000 especies de gusanos anélidos conocidos por la ciencia.

Los gusanos de los árboles de Navidad pertenecen a la clase de poliquetos de gusanos principalmente acuáticos. (Foto: Shutterstock)

Hay gusanos de árbol de Navidad masculinos y femeninos, que se reproducen sexualmente al liberar sus espermatozoides y óvulos en el agua. Luego, los huevos se fertilizan a medida que se desplazan con las corrientes, y finalmente se convierten en larvas que se asientan en las cabezas de los corales, se entierran y construyen sus propios tubos. Muchos gusanos poliquetos de construcción de tubos también son capaces de reproducirse asexualmente a través de un proceso conocido como paratomía.

Como especie, S. giganteus parece estar bastante bien. Sus poblaciones son estables sin mayores amenazas, aparte de la contaminación local o la extracción de los recolectores de coral. Pero como con muchas criaturas marinas, la acidificación y el calentamiento de los océanos pronto podrían cambiar eso. Ambos problemas ahora se están profundizando debido al cambio climático, y ambos pueden amenazar los arrecifes de coral en los que crecen los gusanos del árbol de Navidad. Y más allá de eso, la acidificación puede poner en peligro a los gusanos más directamente al reducir los minerales de carbonato de calcio en el agua de mar. Esos minerales son un ingrediente clave no solo en los tubos calcáreos de los gusanos de los árboles de Navidad, sino también en las conchas de ostras, almejas, erizos de mar e innumerables otros animales marinos.

Los gusanos de los árboles de Navidad pueden estar en peligro por la acidificación y el calentamiento de los océanos. (Foto: Shutterstock)

Por ahora, sin embargo, no hay señales de que los gusanos del árbol de Navidad estén luchando. Y aunque se verían eclipsados ​​por un árbol de Navidad real, su belleza natural ofrece un regalo invaluable para cualquiera que los conozca en su elemento. Eso puede ser un buen ejemplo para nuestra relación general con el mar, ilustrando cómo disfrutar la experiencia de sus riquezas sin necesidad de poseerlas. Como el famoso Dr. Seuss escribió, "quizás la Navidad no viene de una tienda. Quizás la Navidad, quizás, signifique un poco más".

En ese espíritu, aquí hay algunos atisbos más de gusanos de árboles de Navidad en su hábitat natural. Gracias a su estilo de vida relativamente sedentario, siempre están en casa para las vacaciones.

Los gusanos de los árboles de Navidad pueden ser increíblemente coloridos. (Foto: Nick Hobgood [CC SA 3.0] / Wikimedia Commons)

Los gusanos de los árboles de Navidad retraen rápidamente sus tubos cuando perciben movimiento en el agua. (Foto: Shutterstock)

Los gusanos de los árboles de Navidad solo crecen hasta aproximadamente 1.5 pulgadas. (Foto: Shutterstock)

Hay gusanos de árbol de Navidad masculinos y femeninos. (Foto: Ian Armstrong [CC BY-SA 2.0] / Flickr)

El gusano del árbol de Navidad se incrusta en los arrecifes de coral. (Foto: Shutterstock)

Los gusanos de los árboles de Navidad son un sitio común para los buceadores gracias a sus colores vivos y su hábitat poco profundo. (Foto: Shutterstock)

¡Feliz Navidad!

    Artículos Relacionados