8 de los perros más felices del mundo

Hay pocas cosas en la vida más felices que un perro feliz. No importa si es porque te escuchan entrar en la entrada después del trabajo o si encuentran algo particularmente maloliente en el patio trasero; si un perro está feliz, lo sabrás. Puedes verlos vibrar con pura alegría sin filtro, como si no pudieran creer que la vida puede ser tan buena.

Gracias a la ubicuidad de las cámaras e Internet, hay decenas de videos de caninos supremamente felices que esperan ser encontrados. Para ahorrarte un poco de tiempo, pasé el día caminando por el río de adorables y elegí a ocho de los perros más felices en línea. ¡Disfrutar!

Guardia Nacional llega a casa

Hay un subconjunto completo de videos de perros felices que muestran cachorros felices saludando a sus dueños de soldados de las giras en Irak y Afganistán. Este es uno de mis favoritos en ese género. Por lo que le falta en longitud, lo compensa con pasión. Gracie, la perra, casi se cabrea al darse cuenta de que su dueño, el capitán Andrew Schmidt, de la Guardia Nacional de los Estados Unidos, está en casa. Este video se hizo tan popular cuando apareció por primera vez en línea que el programa "Today" hizo algo.

Gimotea y abraza al capitán de la Fuerza Aérea desde Afganistán

Este es otro video casero de perro-bienvenida-soldado, esta vez protagonizado por Molly, el golden retriever. Molly no se contenta con compartir la atención de su dueño mientras la saluda en el aeropuerto. Casi puedes escuchar el alivio en los gemidos de Molly mientras se acurruca junto a su dueño.

Los globos de cumpleaños son para reventar

Bunk el perro es un perro afortunado. En su segundo cumpleaños, el dueño de Bunk llena su apartamento con globos y lo suelta para causar estragos en ellos. Los resultados son la felicidad total caótica canina.

Hará vueltas para juguete chirriante

Este video ilustra bellamente la exuberancia de un perro feliz y su juguete. Andy, el perro, aprovecha al máximo su pequeño patio suburbano rompiendo vueltas en bucles gastados después de que su dueño tira su pequeño juguete de plástico chirriante. Un perro que corre es generalmente un perro feliz. Lanza un juguete chirriante y tendrás un perro feliz y emocionalmente satisfecho.

El Doberman y el tobogán

La vida de este Doberman cambió dramáticamente el día que descubrió que podía deslizarse por el tobogán de agua hacia la piscina. Los Dobermans son conocidos por tener mucha energía y esta parece ser una excelente manera de quemar las millas. El propietario publicó en YouTube que "ella disfruta de la piscina más que yo". Asegúrate de verlo todo el tiempo para captar la reacción del perro ante un cambio en el flujo de agua. Ella lo persigue.

Perro feliz. Lengua grande

Este perro es la imagen de la satisfacción. Está perfectamente feliz de sentarse allí jadeando, esperando que su dueño le arroje algo para recuperar. No hay prisa; El es un perro. Un buen perro

Husky ama las hojas

Este husky se está divirtiendo tanto en una pila gigantesca de hojas como cualquier niño, tal vez aún más debido a la velocidad a la que puede atravesarlas.

Bull terrier gira con alegría

//i.imgur.com/DTwCjwC.gifv

Este pequeño no puede soportarlo cuando se baja del ascensor con su padre. Gira en un sentido, luego se detiene. Luego gira hacia el otro lado y se detiene. Entonces lo vuelve a hacer.

    Artículos Relacionados